fbpx

Escríbenos:

info@salesianospaseo.com

Llámanos

91 464 00 50

SOLICITA INFORMACIÓN FP SUPERIOR

TSEAS (TAFAD)     Educación Infantil    Integración Social

Importancia y desarrollo de la empatía y autonomía emocional

Definición y concepto

La empatía es la capacidad de situarse en la emoción que experimenta otra persona, es decir, sentir lo que esa otra persona siente.

Percibimos y comprendemos ese estado emocional, somos capaces de ponernos en su lugar, pero dentro de una dimensión en la que debemos considerar que, en el fondo, no estamos viviendo esa situación. Es decir, podemos comprender y ponernos en la situación de la pérdida de un ser querido, pero ese dolor nosotros no lo estamos padeciendo.

Empatizar no significa pensar igual o estar de acuerdo con el otro, no es justificación. Se trata de comprensión para regular esa experiencia negativa. A alguien que ha experimentado algo desagradable no le servirá de mucho que le expliquemos o justifiquemos lo ocurrido, pero si se sentirá mejor si nos ponemos en su situación, reaccionamos de manera solidaria y le trasladamos nuestra comprensión.

No proporcionamos lo que podría parecer prioritario que sería dar una solución al problema, sino que ofrecemos algo de mayor valor, ser escuchados y comprendidos.

Aproximación científica

La neurociencia nos da la explicación del efecto empático. Reside en unas neuronas cerebrales que se activan tanto al ejecutar acciones como cuando observamos a alguien realizar la misma acción llamadas neuronas espejo. Las neuronas espejo hacen posible la comprensión de los estados emocionales de otras personas, es decir, la empatía, que podemos dividir en tres tipos fundamentalmente:

  • Empatía emocional. Es el primer nivel y más básico que se da cuando entendemos y comprendemos una emoción. Si alguien nos traslada una mala noticia, este tipo de empatía se estaría dando en el momento en el que podemos compartirlo porque nos hemos puesto en su lugar.
  • Empatía cognitiva. Este segundo nivel requiere mayor complejidad porque interviene nuestro juicio y razonamiento para ir más allá de la propia comprensión y lo trasladamos a un plano relacional/analítico de mayor profundidad de conocimiento. Retomando la idea anterior de la mala noticia, esta empatía se daría en el momento en el que nos ponemos en esa situación entendiéndola desde el conocimiento y posibles consecuencias de lo ocurrido.
  • Solidaridad empática. Se produce cuando trasladamos esa sensación a nuestra experiencia propia y repercute en el beneficio de los que nos rodean. Esta es la verdadera virtud social de la empatía y en ese cambio de perspectiva ofrecemos elementos que neutralizan y regulan positivamente

Desarrollo de la empatía

Desde su desarrollo en edades tempranas, la empatía debe potenciarse y educarse con sensibilidad. Su aprendizaje nos proporciona autonomía emocional que es la clave para para gestionar emociones y tiene una relación clara con el afecto de las figuras de apego.

De forma contraria la falta de autonomía emocional puede significar dependencia emocional y consecuentemente subordinación a otra persona. Nos exponemos de esta forma a no valernos por sí mismos y a estar sometidos a la voluntad de otros. La dependencia es la situación de una persona que no puede valerse por sí misma. A esto se le denomina apego.

Una consecuencia importante de la gestión de emociones es el contagio emocional. Las emociones se transmiten directamente de unos a otros, compartiéndose y expandiéndose sin intención de provocarlo. Un objetivo educativo que se deriva del contagio emocional es desde la autonomía emocional, desarrollar competencias para dejarse contagiar de emociones adaptativas (solidaridad, amor, gratitud, alegría, etc.) y no dejarse contagiar de emociones tóxicas (ira, ansiedad, tristeza, desaliento, pánico, violencia, etc.).

Importancia y repercusiones

Potenciar la empatía repercute en múltiples aspectos que pueden favorecer experiencias y comportamientos

  • Nos permite sintonizar mejor con las personas y situaciones
  • Reconvierte predisposiciones negativas
  • Nos hace menos vulnerables en las relacionales afectivo sociales
  • Favorece contagios emocionales adaptativos y positivos
  • Contribuye a ambientes sociales favorables y beneficiosos
  • Proporciona bienestar individual y en el entorno
  • Nos faculta para gobernar nuestras propias acciones sin depender de otros, de forma equilibrada, razonada y consecuente y con actitud positiva ante la vida
  • Fomenta el entendimiento, la cordialidad y la confianza
  • Reduciendo la dependencia emocional, potenciamos estabilidad emocional y la autoestima
  • Manifiesta autoeficacia emocional en consonancia con valores morales
  • Desarrolla la capacidad de sentir, pensar y tomar decisiones por sí mismo y asumir consecuencias que se derivan de los propios actos. Esto significa responsabilidad

Cómo desarrollar la empatía

Desarrollar la empatía requiere de destrezas y competencias que debemos manejar de forma cotidiana con suficiente control y solvencia. Esta son algunas claves y referencias importantes:

  • En primer lugar, establecer capacidad de escucha para ir más allá de las palabras y llegar a comprender desde qué emoción nos están hablando.
  • Esa capacidad de escucha requiere no sólo prestar atención sino mostrar interés. También conviene no hablar en exceso, ya que nos estaremos concentrando más en la idea que queremos transmitir que en lo que estamos percibiendo.
  • Para ello hay que entrenar la capacidad de entender las propias emociones como base para entender las de los demás
  • No tener prisa y respetar los tiempos, dejando de lado nuestras preocupaciones para evitar ensimismarnos en distracciones internas.
  • Evitar relativizar los problemas que nos trasladan. Lo relevante es asumir la importancia que tiene para otra persona y no lo que podamos pensar de esos problemas.
  • Nunca creer que nuestra forma de ver las cosas es única. Al contrario, siempre contemplar que todos los puntos de vista son válidos y respetables.
  • Enfocarse en comprender al otro en lugar de juzgarlo, eliminando prejuicios y estereotipos.
  • Proporcionar desde el entendimiento y la comprensión, acercamiento y respuestas razonadas sin sacar conclusiones precipitadas ni recurrir a explicaciones simplistas.
  • Evitar aconsejar si no hay una petición expresa.
  • Buscar momentos adecuados en los que vayamos a encontrar buena predisposición en entornos/ambientes apropiados sin distracciones externas.
  • No precipitarnos en dar una respuesta o explicación. Lo valioso es escuchar, identificar y comprender emociones para compartir el sentimiento y ofrecer sensibilidad reguladora.

Bibliografía

  • Guerrero “Educación emocional y apego”
  • Bisquerra “Psicopedagogía de las emociones” “10 ideas clave. Educación emocional”
  • Goleman “Inteligencia emocional”
  • L. Hoffman “Desarrollo moral y empatía”

Comments are closed.
Útimas Noticias

Horario de nuestro Colegio

  • Lunes8:00 - 19:30
  • Martes8:00 - 19:30
  • Miércoles8:00 - 19:30
  • Jueves8:00 - 19:30
  • Viernes8:00 - 19:30
  • SábadoCerrado
  • DomingoCerrado